Fundada hace solo dos meses, la Gran Orden Gastronómica Costa da Morte ha echado a andar con paso firme y sus socios, que ya superan el medio centenar, no quieren quedarse de brazos cruzados y se han propuesto que su objetivo de promocionar los productos y la gastronomía de la comarca no quede en una mera declaración de intenciones. Más de 40 personas asistieron ayer en la Casa da Cultura de Vimianzo a la primera asamblea general de la entidad en la que el presidente y fundador de la Gran Orden, José Manuel Pato González, informó de que habían sido invitados a participar en Xantar, el salón de gastronomía y turismo que se celebrará en Ourense entre el 6 y el 10 de marzo. Allí, contó Pato, darán a conocer la calidad gastronómica de la Costa da Morte, muchos de cuyos responsables también se han unido a la Gran Orden, a la que ayer se sumó el alcalde vimiancés, Manuel Antelo Pazos.

«El único requisito para formar parte de la entidad es ser amante de la gastronomía de la comarca», insistió Pato, quien adelantó que la Gran Orden ya había sido invitada a hermanarse con la agrupación Gastrónomos del Yumay, una peña de la localidad asturiana de Avilés. «La carta nos llegó hoy mismo [por ayer] y tendremos que someter a votación el hermanamiento, pero no hay duda de que se hará realidad», dijo Pato, que ayer presentó el uniforme de los socios (denominados damas y caballeros) de la Gran Orden: una chaquetilla de cocinero confeccionada en tela vaquera, con el anagrama de la entidad (un cabo marinero con un ancla en el centro).

Los miembros de la agrupación gastronómica volverán a reunirse en breve, ya que acordaron celebrar una comida antes del próximo 1 de marzo, aunque todavía no han decidido la fecha exacta y el lugar (será en alguno de los restaurantes que forman parte de la entidad).

Fuente: La Voz de Galicia