El único requisito para ser admitido es amar la gastronomía de la Costa da Morte», explica el polifacético José Manuel Pato González, ideólogo, fundador y presidente de la Gran Orden Gastronómica Costa da Morte, una entidad sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es «potenciar la gastronomía de la Costa da Morte de forma altruista». La Gran Orden, de la que ya forman parte la inmensa mayoría de responsables de los principales restaurantes de la comarca, «desde As Garzas hasta el Tira do Cordel», dice Pato para expresar que abarca toda la comarca, nació en una fecha mágica, el pasado 12 de diciembre, 12-12-12, y según explica su presidente, en apenas una hora ya había conseguido casi medio centenar de socios. Prueba inequívoca de que Pato consigue todo lo que se propone y de que la gastronomía de la comarca tiene muchos adeptos.

«La Gran Orden ha nacido con el objetivo de promocionar los productos del mar y de la tierra de la Costa da Morte, sin ánimo de lucro, ni afiliación política, ni vinculación a ninguna empresa», explica el también delegado en Galicia de la Real Liga Naval Española, quien insiste en que «la riqueza gastronómica de la Costa da Morte es un bien tangible y contrastable que debemos defender y divulgar».

La entidad, cuyos socios se convierten en damas (ellas) y caballeros (ellos) de la Gran Orden está abierta a nuevas incorporaciones. El único requisito, insiste José Manuel Pato, es declararse un amante incondicional de la gastronomía de la Costa da Morte. El próximo miércoles (18.00 horas) celebrarán una asamblea general en la Casa da Cultura de Vimianzo y están invitados a asistir no solo los socios, sino todos aquellos que quieran formar parte de la Gran Orden Gastronómica.

Fuente: La Voz de Galicia